miércoles, 18 de julio de 2007

Presta atención a lo que piensas.

Normalmente vamos por la vida pensando y sintiéndonos de acuerdo a las circunstancias que se nos presentan y creemos, que no controlamos nuestros pensamientos, pero esto es así, solo porque nadie nos enseñó que podemos pensar a voluntad y sentirnos bien, sin dejar que las circunstancias nos afecten negativamente.

Es decir, que nuestras emociones fluctúan de acuerdo a las circunstancias, pero tenemos el poder de elegir cómo sentirnos y elegir no dejar que nada nos haga sentir mal.

Cada vez que sientas una emoción negativa, debes darte cuenta que es por tu propia elección, consciente o inconscientemente y que, si decides cambiar tu atención hacia pensamientos cada vez más agradables, verás que en poco tienpo te sentirás bien otra vez.

Tu verdadero propósito en la vida es ser feliz, y tienes la responsabilidad de buscar cosas que te hagan sentir bien y alejarte de las que no. No las juzgues ni te opongas o las critiques, sencillamente ignóralas y enfócate en todo lo bueno que quieres y cómo conseguirlo ya que atraes lo que piensas. Siente la alegría que tu meta te proporcionará y confía en que ya está en camino hacia tí, mientras estás listo para aprovechar todas las oportunidades que se te vayan presentando. Esa es la forma de crear una vida estupenda.

Tu destino depende sólo de tí.

Que el amor llene tu vida.

Rosana Portelli
Life Coacher

metafisica
motivacion
pensamientos positivos
superacion personal

No hay comentarios:

Publicar un comentario