miércoles, 18 de noviembre de 2009

Conciencia superior

Yo solía considerar las palabras "conciencia superior", "despertar" y la "iluminación", como algunas de esas extrañas expresiones reservadas solo a los muy espirituales o santos. Yo era demasiado intelectual para ser uno de "esos" tipos de personas. Ahora he llegado a entender lo que significan esas palabras, y las he experimentado en mi interior. Y debido a la labor de asesoramiento que realizo, también estoy viendo un despertar de la conciencia superior en otros.
A lo que me estoy refiriendo es a un reconocimiento, una toma de consciencia del potencial infinito que yace dentro de cada ser humano, y la importancia del crecimiento y la autorrealización. El despertar es un proceso mediante el cual descubrimos que somos mucho más de lo que pensamos que somos. Cada uno de nosotros vinimos a esta vida con un plan y un propósito, que a menudo los colocamos en un segundo plano o lo olvidamos por completo. Sin embargo, este auténtico sorprendente poder se encuentra en nuestro interior, esperando por nosotros para despertar y recordarnos por qué hemos venido aquí a la Tierra durante este momento particular de evolución y el cambio.

Cuando eliminamos la confusión y eliminamos el caos, empezamos a despertar. A medida que hacemos hincapié en tomar decisiones que se alineen con nuestra verdadera naturaleza, nuestro espíritu se llena de vida. Empezamos a recordar quiénes somos realmente. Empezamos recordar lo que vinimos a hacer aquí.

Muchos están dispuestos a hacer el esfuerzo de la introspección y correr el riesgo de descubrir si tenemos la capacidad para efectuar cambios en nuestras emociones, nuestra propia vida, y en el mundo. Y te puedo asegurar que TODOS tenemos la capacidad de ser mejores. En el proceso de introspección obtenemos mayor discernimiento y reconocemos nuestros puntos fuertes y los débiles, cuando racionalizamos, culpamos, vamos de víctimas, o actuamos a la defensiva. Nos damos cuenta que dando es como se recibe y que debemos ser el cambio que queremos ver en el mundo.

Este proceso de auto-conciencia lleva al perdón. Nos allana el camino para un aumento de la autoestima y el amor propio, y una creciente capacidad de reconocer que tenemos la libertad de elegir cómo experimentamos la vida. Estamos despertando, con ganas de saber quiénes somos y por qué estamos aquí.

Si tú estás despertando, entonces sabes que a veces, puede ser un viaje agitado, a medida que avanzamos más allá de la mente concreta racional, por un camino no tan familiar de conocimiento intuitivo. Recuerda respirar conscientemente, a menudo. La respiración te permite escuchar tu sabiduría interior. La respiración consciente te permite disminuir la velocidad y tomar el tiempo para ir más allá de las respuestas rápidas o automáticas, reflexionar y tener una nueva perspectiva de las cosas, una más constructiva.

Despertar a una conciencia superior es la forma en que nos conectamos con nuestro ser divino, vivimos una vida llena de propósito y paz, sabiendo y sintiendo que hay algo mayor que nosotros que nos guía, protege y quiere nuestro mayor bien. Es hora de que demos un paso hacia la conciencia espiritual y forjemos una nueva relación con la vida y la creación. Cuando respondemos a la llamada para despertar nuestra conciencia, renacemos a una nueva vida más plena, satisfactoria y rica en todos los aspectos.

Hay una vida maravillosa esperando que despiertes a ella, no esperes más, ponte en marcha porque eres capaz de alcanzarla si crees en ti.

Rosana Portelli
Motivadora Personal
Terapeuta EFT Experta
MOTIVACION